El masaje corporal remodelante

Como ya sabes, Vipassana colabora con diferentes revistas y portales del sector de la Salud y la Belleza. Hoy compartimos un artículo que publicamos en la Revista Vida Estética, redactado por nuestra directora Maria Martrat.

1

La celulitis, es una modificación de la estructura del tejido adiposo subcutáneo.

Es una vasodilatación y éxtasis venoso y linfático, produciéndose un fenómeno exudativo. Lentamente se van uniendo las células grasas formando micro y macronódulos. Clínicamente aparece la piel de naranja.

Estos cambios aparecen en cuatro fases:

Inundación serosa: vasodilatación y transudación de líquido seroso.

Polimeración: cambios bioquímicos dan lugar a una sustancia geloide.

Reticular: mallas de fibrina.

Reacción fibroplástica: fibroblastos, esclerosis progresiva, micro y macronódulos .

 

Síntomas más comunes

  • Pesadez en los miembros inferiores por la acumulación de líquidos (edema) y productos de desecho
  • Edemas en tobillos
  • Calambres
  • Pies fríos
  • Várices
  • Hematomas espontáneos

Causas

  • El factor genético o hereditario
  • La falta de ejercicio o sedentarismo
  • Una alimentación inadecuada
  • El estrés
  • El consumo de alcohol y tabaco
  • Utilizar vestimenta inapropiada
  • Permanecer mucho tiempo de pie
  • Factores hormonales
  • Los trastornos circulatorios

La  celulitis es un proceso multifactorial del que no se conocen bien las causas determinantes.

2 

Tipos de celulitis

Compacta o dura

Edematosa

Blanda

 

Recomendaciones

El primer paso para impedir la formación de celulitis es asegurar una buena circulación y drenaje.

Para ello, debe evitar la ropa ajustada, los tacones altos, el sedentarismo, cruzar las piernas a menudo y el calor directo.

Si ha de pasar mucho tiempo de pie, se han usar medias de descanso, y si al contrario, el trabajo obliga a estar largas horas sentada, es conveniente hacer una pausa cada cinco minutos para pedalear, flexionando el tobillo hacia arriba y hacia abajo.

Además, no debe descuidar la alimentación y los hábitos, pues el tabaquismo y una dieta pobre en fibra y rica en conservantes, especias, sal, así como el alcohol, empeoran el sistema de drenaje y favorecen la aparición de celulitis.

Además de las cremas, una buena opción son los tratamientos de masaje, muy eficaces contra la celulitis, siempre y cuando se sea constante, se elija el más adecuado y se ponga en manos de un profesional cualificado.

Resultan beneficiosos el drenaje linfático, la presoterapia y todo lo que mejore el drenaje y la circulación, incluidas infusiones o complementos venotónicos y emplastes o envolturas.

Es el especialista quien debe analizar cada caso y, en función del tipo de celulitis a tratar, se decida por una u otra técnica.

 

Tratamiento

– No se harán sesiones diarias, sino en días alternos.

– Llevaremos un control midiendo al paciente, nunca pesando, antes  y después de la sesión de masaje.

– Tratar siempre a la misma hora para que nos de la medida real.

Si el tipo de celulitis lo requiere se usarán maniobras de amasamiento- palmo digital, digital y nudillar-, ya que mueven y ablandan, sobre todo en la celulitis dura.

Podemos usar productos reactivos, que facilitarán la activación metabólica y generarán vasodilatación.

En el caso, de que la celulitis a tratar fuera de tipo edematoso, usaremos productos que activen la circulación y que no sean reactivos.

También es conveniente usar productos a base de algas ya que ayudarán a activar el metabolismo (no trabajarlo en casos de problemas tiroideos)

Combinaremos sesiones de drenaje linfático y drenaje venoso, sobre todo en la celulitis edematosa ya que es conveniente activar la eliminación de desechos y para ello tenemos que mover la circulación de retorno.

  • Masaje anti-celulítico drenante: tras dejar absorber correctamente el producto aplicado se realizarán movimientos derenovación venosa. El objetivo es activar la circulación estancada. En cuanto al número de sesiones, siempre depende de cada persona. Unas 5-6 sesiones como mínimo repartidas de la siguiente forma: dos sesiones a la semana las primeras dos semanas, las siguientes sesiones una vez a la semana.

Por otro lado hay que tener en cuenta la necesidad de combinar estos masajes con dieta, ejercicio y cremas para que los resultados sean realmente patentes.

En función del tipo de celulitis detectada, se aplicarán tratamientos diferentes.

Las maniobras del masaje reductor anticelulítico deben ser:

  • Lentas y profundas. Cuanto más lentas, más efectivas serán.
  • Presiones
  • Presiones deslizadas

Las zonas a tratar son:

  • Abdomen
  • Muslos y piernas
  • Glúteos

Y siempre debemos tener en cuenta ciertas precauciones y contraindicaciones:

  • Infecciones agudas
  • Insuficiencia cardiaca
  • Flebitis‐trombosis‐tromboflebitis
  • Hipotensión
  • Cáncer‐tumores malignos
  • Hipertiroidismo
  • Superficies hinchadas o enrojecidas y dolorosas
  • Sensación de malestar
  • Menstruación
  • Trastornos en el bajo vientre

Por último, suelen utilizarse algunos aceites durante el masaje reductor: Aceite base de almendras dulces o Hipérico, entre otros  y Aceites esenciales de geranio,menta, limón ciprés o hinojo.

Nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s